martes, 24 de julio de 2012

Las novelas nacen del inesperado dominó de las palabras.